Más de la mitad del gasto previsional corresponde a regímenes jubilatorios especiales

El sistema previsional es una maraña de esquemas diferenciales que, aunque involucran a menos de la mitad de los beneficiarios, absorben el 55% del gasto total en haberes. La promesa del Gobierno de no tocar la movilidad y el compromiso con el FMI Fuente: Infobae / Escrito por Virigina Porcella / 22 de febrero 2022 La mera mención al sistema previsional en el borrador del acuerdo con el Fondo Monetario encendió ayer una nueva controversia que llevó al Presidente, Alberto Fernández, y también a su ministro de Economía, Martín Guzmán, a dar explicaciones respecto del alcance del compromiso. Se trata, afirmaron, de un análisis para modificar regímenes como el de los jueces o diplomáticos, sobre los que ya se avanzó en la reforma de 2020. Sin embargo, si bien los casos a los que se refirió son los de mayor visibilidad por su nivel de privilegios, los regímenes de excepción son más la regla que la excepción. Así se desprende de un minucioso informe elaborado por el CIPPEC, a cargo del especialista Rafael Rofman, publicado el año pasado en el que se destaca que en la Argentina existen unos 3,7 millones de beneficios de regímenes de excepción, lo que equivale al 40% del total del total de beneficios jubilatorios pero con haberes que, en promedio, son un 85% superior al promedio del régimen general. De esta manera, los regímenes de excepción se llevan más de la mitad de los recursos, un 55%, del total del gasto en jubilaciones.https://a95d4ec46733bcbfa1e9c78003b8bcd0.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html “Me parece bien prestar atención a los regímenes de excepción en nuestro sistema previsional. Los mencionados (Poder Judicial y Servicio Exterior) son muy visibles por lo...
Fe de vida para jubilados: desde cuándo vuelve y banco por banco, cómo tramitarla

Fe de vida para jubilados: desde cuándo vuelve y banco por banco, cómo tramitarla

Tras dos años de suspensión por la pandemia, la supervivencia volverá a ser obligatoria. Cómo gestionarla sin ir a la sucursal. Fuente: diario Clarin redactada por Silvana Saldisuri / 21 de febrero del 2022 Hace dos años, con la llegada de la pandemia por coronavirus, uno de los cambios más significativos para los jubilados y pensionados fue que desde el 2020 se suspendió el requerimiento del trámite «fe de vida» también conocido como «supervivencia» para que puedan cobrar sus haberes sin problemas. Pero con la «nueva normalidad», desde el 1 de marzo volverá a ser obligatorio.  En este contexto, recientemente la Anses solicitó a los bancos que utilicen todas las metodologías digitales disponibles, para ofrecer a los jubilados y pensionados la posibilidad de que puedan acreditar la supervivencia de forma digital, sin necesidad de concurrir a las sucursales. Solo es necesario contar con una tarjeta de débito o crédito asociada a la cuenta bancaria donde se depositan los haberes o haber registrado la huella digital en los diferentes tótems de los bancos o de las oficinas de ANSES. Foto: diario Clarín Shutterstuck Cuando la medida finalmente se haga efectiva, aquellos que no lo presenten una vez que sea obligatorio se les suspenderá el pago de haberes. Según consideró la abogada especialista en derecho previsional, Silvia Arce, a Clarín, en principio los bancos van a ser muy prudentes antes de dar de baja un beneficio por falta de notificación de supervivencia. En ese sentido, sostuvo que «como no hay un sistema homogéneo en todos los bancos, los jubilados deberán informarse sobre qué definirá cada entidad. Por lo que supongo que habrá una especie de prórroga hasta por lo menos el mes de abril, cuando se logre implementar e informar todo en detalle».  Foto: diario Clarín Además, es importante saber que quienes se encuentran en una residencia fija...

¿Hasta qué edad trabajaremos? Cuáles son los nuevos modelos de jubilación en el mundo y hacia cuál va la Argentina

Al desafío del envejecimiento poblacional se suman los efectos de la crisis sanitaria en el mundo laboral; retrasar el momento del retiro y establecer esquemas flexibles es la tendencia en varios países; el problema central será para las generaciones que hoy están activas Fuente: Diario La Nación / 19 noviembre del 2021 / Redactada por Silvia Stang Cerca de cumplir la edad mínima requerida para retirarse del trabajo y empezar a cobrar una jubilación, en algún rincón del mundo seguramente alguien se estará preguntando ahora mismo qué hacer con su vida en los próximos años. El interrogante central viene acompañado de varias cuestiones a considerar, más allá de la variable de la edad. ¿Cuántos aportes se hicieron y qué derechos otorga ese nivel de contribuciones? ¿Qué pasaría con el bolsillo, con el estado de ánimo y con la vida familiar y social si se optara de inmediato por el retiro? ¿Y si la intención es trabajar un tiempo más? ¿Existe la posibilidad de optar? ¿Es viable un camino intermedio, con una prestación parcial y un empleo? Los condicionantes y los aspectos a tener en cuenta son diferentes según quién sea la persona y, claro está, según cuál sea ese rincón del mundo en el que esté con sus pensamientos. Las políticas que se vienen debatiendo o aprobando, no sin controversias, principalmente en el mundo desarrollado y en algunos países con poblaciones más envejecidas que otros, tienden a lograr esquemas que sean flexibles en cuanto a los requisitos para acceder a las prestaciones, y que sean permeables a adaptaciones periódicas, para intentar el pretendido y muy difícil equilibrio entre un financiamiento sostenible y una cobertura socialmente aceptable....
Jubilaciones 2021: la nueva fórmula de ajuste le ganó a la anterior

Jubilaciones 2021: la nueva fórmula de ajuste le ganó a la anterior

En el primer año de vigencia de la nueva ley de movilidad previsional, los haberes superaron en 4,1 puntos porcentuales a la de 2017 Fuente: Diario La Capital / 25 de enero del 2022 En el primer año de vigencia de la nueva ley de movilidad previsional, los haberes de los jubilados y las asignaciones que se ajustan de acuerdo con su fórmula superaron en 4,1 puntos porcentuales a la fórmula de movilidad sancionada en 2017. Así lo señaló el último informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda. El estudio concluyó que, con la fórmula actual, los aumentos otorgados en marzo (8,07%), junio (12,12%) y septiembre (12,39%) acumularan un incremento del 52,7% en 2021, mientras que los que correspondían con los de la anterior fórmula hubiesen implicado un incremento del 48,6%, quedando por debajo de la inflación que fue del 50,9% según el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que releva el Indec. “La fórmula que generó la pérdida del 19,5% del poder adquisitivo de las jubilaciones entre 2018 y 2019, en 2021 continuaría ajustando las jubilaciones por debajo de la inflación en un contexto altamente hostil dadas las consecuencias de la pandemia”, señaló el informe. A lo largo de 2021 se otorgaron cuatro bonos extraordinarios: dos de $ 1.500 en abril y mayo; uno de $ 5.000 en el mes de agosto, y uno de $ 8.000 en diciembre a más de 3,5 millones de jubilados y pensionados que perciben un haber mínimo. Si se consideran los bonos, un jubilado de la mínima recibió $ 20.359 más a lo largo de 2021 que si sus haberes se...
Cuentas del Estado: el Gobierno compensó con un ajuste en jubilaciones los mayores gastos en subsidios a la energía

Cuentas del Estado: el Gobierno compensó con un ajuste en jubilaciones los mayores gastos en subsidios a la energía

Las transferencias a los jubilados y pensionados cayeron 5,3% en términos reales, mientras que las erogaciones a la energía y el transporte aumentaron 34% Fuente: Diario La Nacion / 21 de enero del 2022 / Redactado por Sofía Diamante La fórmula previsional que impulsó el Gobierno a fines de 2020 tuvo un pésimo debut el año pasado. La aceleración de la inflación y el rebote de la economía hizo que el gasto en jubilaciones y pensiones con relación al producto bruto (PBI) fuera el menor desde 2015, cuando fue el último año de gestión de la vicepresidenta Cristina Kirchner. En concreto, las erogaciones del Estado a este segmento cayeron 5,3% en términos reales (descontada la inflación) el año pasado en comparación con el anterior, según datos de la consultora Econviews. El ajuste previsional compensó el aumento en subsidios económicos destinados a la energía y al transporte, que el año pasado aumentaron 34% en términos reales, según la consultora LCG, por la decisión del Gobierno de mantener prácticamente congeladas las tarifas de gas, electricidad, colectivos y trenes. Los subsidios a la energía representaron un 2,4% del PBI, mientras que el transporte significó el 0,6% restante. “El ahorro de jubilaciones en términos de PBI fue tres veces lo que aumentaron los subsidios. Las jubilaciones y pensiones pasaron de 9,51% del PBI, en 2020, a 8,01% en 2021. La diferencia de 1,5% del PBI se explica porque creció mucho el producto [la economía pasó de una contracción de 9,9% a un crecimiento aproximado del mismo índole]. Sin embargo, cuando se compara con los subsidios medidos también en relación con el producto, pasaron de 2,55% a 3%; subieron medio punto del PBI”, dice...