La jubilación equivale sólo al 36% del sueldo promedio de los trabajadores

Excluyendo a los que se jubilaron por moratoria o en forma anticipada por desempleo, actualmente hay 3.500.000 que se jubilaron o pensionaron luego de aportar durante 30 años o más. Y en promedio perciben 1.275 pesos por mes, según datos a mayo de la ANSeS.

Clarín. Esos $ 1.275 de haber medio representan apenas el 36% del sueldo medio de los trabajadores en blanco, los que hacen aportes.

Aunque una parte de esos 3,5 millones se jubilaron como autónomos, con haberes bajos, hay solamente 500.000 jubilados que cobran por encima de los $ 1.500.

El resto cobra menos.

Así, los que se jubilaron después de haber trabajado en relación de dependencia están cobrando en promedio alrededor del 40% del sueldo medio de los activos.

Esos datos desmienten que el bajo haber promedio se debe a que mucha gente se jubiló por moratoria, como dice el Gobierno. También los que se jubilaron con los aportes al día cobran muy poco.

En la jerga previsional, la relación entre el haber y el sueldo representa la “tasa de sustitución” o “de reemplazo”. Y mide cuán cerca o alejado está el jubilado de disponer de un ingreso similar al que tiene el que está en actividad. Esta enorme distancia entre la jubilación y el sueldo obedece a varias causas: Luego de la devaluación de 2002, las jubilaciones no fueron ajustadas por la evolución de los salario s, como sí marca la doctrina fijada por la Corte Suprema en numerosos fallos (Sánchez, Badaro, Ellif) con lo que quedaron muy desactualizadas. En el caso Badaro el ajuste ordenado por la Corte entre enero de 2002 y diciembre de 2006 fue del 88,6%, cuando en ese período los aumentos generales fueron entre el 10 y 22%.

Se redujo en forma sustancial el valor de la Prestación Básica Universal (PBU) que integra el calculo del haber. Inicialmente fue fijada en el 27,5% del sueldo medio. Ahora, la PBU ahora es un valor fijo de $ 422,91 que representa menos del 15 % del sueldo medio.

El cálculo del sueldo promedio de referencia para determinar la otra parte del haber (PC/PAP) se actualiza con un índice que es inferior a la real evolución de los salarios.

Una vez obtenida la jubilación, el haber se ajusta cada 6 meses con una fórmula de movilidad compleja que combina dos índices (que incluye evolución de los salarios, recaudación e ingresos por impuestos) pero aplicando siempre el más bajo . Así con el paso del tiempo, la jubilación se va achicando aún más y termina representando apenas el 25 o 30 por ciento del sueldo que cobra el empleado activo en el cargo por el que se jubiló.

La jubilación mínima es de 895 pesos, cuando el salario mínimo está en $ 1.500.

Así más de la mitad de los jubilaron con todos los aportes al día cobren el haber mínimo, lo mismo que los que se jubilaron con moratoria.

Todo esto explica el extraordinario aumento de los juicios de reajustes previsionales, a los que los jubilados recurren como único medio para que le reajusten sus haberes.

Sin embargo, aunque obtienen sentencias favorables, el reajuste se demora y en muchos casos, el jubilados tiene que hacer un nuevo juicio para que se ejecute la sentencia.

En la Justicia, como anticipó Clarín , se acumulan más de 360.000 juicios de reajuste de las jubilaciones. Y los reclamos vienen en ascenso a razón de 12.000 por mes. Aún así la Justicia no extiende a todos los jubilados sus propios fallos, como podría hacerlo, obligando a que cada uno inicie una demanda.