Alberto Fernández confirmó que impulsa la modificación de las jubilaciones especiales de jueces y diplomáticos

Alberto Fernández confirmó que impulsa la modificación de las jubilaciones especiales de jueces y diplomáticos

El Presidente dijo que esos regímenes forman parte de las negociaciones con el FMI; desmienten que también evalúen cambiar el sistema para docentes y universitarios

Fuente: diario La Nación / Escrito por Jaime Rosemberg / 21 de febrero del 2022

l presidente Alberto Fernández confirmó hoy que en el contexto de las ajetreadas negociaciones finales con el FMI en la búsqueda de un acuerdo, su gobierno impulsa la derogación de las jubilaciones “especiales de privilegio” para diplomáticos y miembros del Poder Judicial.

“De lo que se habla es de los regímenes especiales de privilegio, donde básicamente están los embajadores y jueces. Algo hicimos con los jueces, pero deberíamos avanzar más. Lo mismo con los embajadores”, afirmó el Presidente en un breve audio enviado a radio El Destape. “No es el tema de los docentes”, agregó el Presidente, en respuesta a una nota de Clarín en el que se incluía a las jubilaciones de docentes y personal universitario en la discusión fina con el FMI.

En su edición de ayer, LA NACION anticipó que las jubilaciones de los jueces, en especial los de la Corte Suprema con quien la Casa Rosada está en abierto conflicto, están en la mira del Gobierno. Se sumaría ahora un nuevo contrapunto con la familia diplomática, en el contexto de una política “multilateralista” que despierta críticas y apoyos en parecidas proporciones.

Un rato después de las declaraciones del Presidente, fue el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien amplió sobre la estrategia del Gobierno en relación a las jubilaciones. “No habrá ninguna reforma jubilatoria. Nuestro Gobierno siempre va a cuidar y trabajar para mejorar el salario de nuestros jubilados y jubiladas. Se mantendrá la fórmula de movilidad sancionada en 2020, sosteniendo los derechos que fortalecimos con esa ley”, escribió el ministro a cargo de la negociación con el FMI. “Asimismo, y en la misma línea, se realizará un estudio focalizado en los regímenes especiales alcanzados por la Ley 27.546, que analice opciones y recomendaciones para fortalecer la equidad y la sostenibilidad a largo plazo de nuestro sistema previsional”, detalló el ministro.

La revisión y estudio de los “regímenes especiales” (sólo en el ámbito diplomático hay por lo menos tres leyes distintas en vigencia) forman parte de un borrador del acuerdo que circula entre legisladores y funcionarios del oficialismo, más allá de las desmentidas parciales que desde ayer surgieron desde los despachos oficiales. Limitar o racionalizar transferencias de fondos a las provincias, y adecuar los aumentos de salarios del sector público al crecimiento del PBI son otras de las variables que formarían parte del texto provisorio con el que el ministro de Economía intenta captar las voluntades renuentes del oficialismo y terminar de convencer al grueso de los legisladores de Juntos por el Cambio, dónde crece la postura de “apoyar” para no ser tildados de “poner palos en la rueda” a un eventual acuerdo.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dijo que “no hay ningún compromiso con el FMI para modificar las jubilaciones”, aunque aclaró que se va estudiar “cómo mejorar el sistema en cuanto a la equidad y los haberes” y cómo ofrecer incentivos a los trabajadores para continuar su etapa activa. “Lo que se va a hacer es una serie de estudios para mejorar el sistema en su equidad y en cómo tener claro el financiamiento » de un sistema que representa el 52% del presupuesto nacional, dijo Moroni.

En el Gobierno desmintieron que está circulando un borrador del acuerdo con el FMI que contemple un revalúo de inmuebles o la creación de nuevos impuestos, según informaron fuentes oficiales a LA NACION.

Por otro lado, y más allá de reconocer diferencias en el esquema tarifario y de subsidios en los servicios públicos, además de las discusiones por los montos de los eventuales desembolsos del organismo internacional de crédito, cerca del Presidente minimizaron las diferencias con el FMI y confiaron en un pronto acuerdo con el organismo. “Son detalles, lo importante ya está acordado”, afirmó a LA NACION un miembro albertista del gabinete de ministros. A pesar de los contratiempos, desde la Casa Rosada continúan planteando el escenario de la llegada al Congreso del preacuerdo con el FMI para fines de esta semana, antes del discurso que el Presidente dará el martes ante la Asamblea Legislativa para dar inicio al año parlamentario.

La expectativa positiva se combina con la moderación. “Cuando se anunció el acuerdo en enero la alegría nos duró dos días. Después explotó todo”, se quejaba otro ministro en referencia a la sonora renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque de diputados del Frente de Todos luego de anunciado el entendimiento con el FMI. “Imposible prever las reacciones desde ese lado”, completaron cerca del Presidente, atentos al prolongado silencio de la vicepresidenta Cristina Kirchner mientras se discuten los detalles formales del acuerdo de facilidades extendidas.

Agradecemos al diario La Nación por el artículo.

Si desea iniciar su trámite de jubilación, póngase en contacto con nosotros.